PLENITUD



1
Cuando la noche apaga, del día su silencio
cuando toda penumbra se yergue alrededor
mis ojos ya cerrados, sobre mi almohada buscan
toda quietud del alma, con todo su fervor.

2
Cuando todo descansa y la luna derrama
sobre la noche etérea su dulce fulgor
me arrulla el sentimiento tan puro y lozano
de la gracia divina del sumo Creador.

3
Cuando la pesada rutina, del día ya descansa
me duermo complacida, segura de que Dios
con su eterna templanza, repasa nuestras vidas
y a nuestras almas unidas, les da su bendición.


 ©Miriam Ramos
-CARICIAS-
© Brisa Diseños - Copyright, Marzo 2010
Mis Poemas - Miriam Ramos