Counter
Ir a: Poemas Dedicados
¡Padre Mío!        
A mi padre: Manuel Ramos


Evocando recuerdos de antaño
puedo ver la figura de mi padre,
y tras sus pasos,
una niña muy segura
tomada de sus manos.
Eran tiempos dulces
divertidos y muy gratos,
cuando paseaba muy tranquila
siendo él vigila
de mis  primeros pasos.
¡Mi padre! ¡su sonrisa!
¡cuánto hoy extraño!
y aquella mirada tierna
de ojos azul claro;
y cuando me abrazaba
fuertemente
entre sus brazos.

La calma y el sosiego
su rostro reflejaba
ni miedo, ni ansiedad
nuestra puerta atravesaba.
Si alguna vez pasó
la miseria en nuestra
casa, yo nunca me enteré;
¡nunca nos faltó nada!








Su frente siempre en alto
era el cielo que yo amaba;
Verte alegre era un gozo
que a todos contagiaba,
cuando tus canciones
preferidas,
en la radio tú escuchabas.

De tus labios nunca
nos hirió palabra
cuando con autoridad
nuestras faltas señalabas.

¡Padre mío! cuanto extraño
tu presencia en nuestra casa,
todo crece en nuestra vida,
¡todo!, menos el amor de infancia;
¡Son recuerdos que atesoran
dulcemente nuestra alma!



Miriam Ramos /  10/01/2012
Top image is from PD Photo