La ninfa luna y el niño sol




1
Estaba la ninfa luna
cantándole al niño sol,
de pronto la ninfa luna
muda de asombro quedó,
pues el astro niño dorado
bajaba del cielo azul;
y en pocos segundos su forma
de niño-sol transformó,
en un príncipe radiante
que ante ella se presentó.

2
La ninfa luna que estaba
vestida de blanca ilusión,
quedó toda cubierta
de luces multicolor;
porque sus blancas
mejillas se sonrojaron
ante la presencia
del niño-príncipe sol.

3
“Sigue cantando mi ninfa
tus cantos de ensoñación
este mi pecho dorado
quiere escuchar tu voz”
-le dijo al oído muy dulce
el príncipe/niño sol.


4
-Yo canto a los rayos dorados
que esparcen su grato fulgor
al tibio sol mañanero
que baña mi loca ilusión;

-Yo canto a la lluvia dorada
cuando la besan los rayos del sol
y canto a la primavera
primicias multicolor;

-Yo canto al sol que da vida
que brilla en el cielo azul
el astro sol niño dorado
que arde en mi corazón"
-le dijo muy dulce al príncipe
la ninfa luna, llena de amor.

5
Entonces mi ninfa luna plateada
vestida de blanca ilusión
regreso a mirarte de lejos
pues quiero escuchar tu voz”
-le dijo a la ninfa el príncipe
volviendo a ser niño-sol.

6
Regresó la ninfa luna coqueta
a cantarle al niño sol,
un secreto guardaba celosa
en su pecho y su corazón,
sabía que el astro sol niño
no sólo escuchaba su voz,
también la observaba mimoso
el príncipe astro sol.



Miriam Ramos Ramos
Counter
Top Image by: Pat Image

La ninfa luna y el niño sol




1
Estaba la ninfa luna
cantándole al niño sol,
de pronto la ninfa luna
muda de asombro quedó,
pues el astro niño dorado
bajaba del cielo azul;
y en pocos segundos su forma
de niño-sol transformó,
en un príncipe radiante
que ante ella se presentó.

2
La ninfa luna que estaba
vestida de blanca ilusión,
quedó toda cubierta
de luces multicolor;
porque sus blancas
mejillas se sonrojaron
ante la presencia
del niño-príncipe sol.

3
“Sigue cantando mi ninfa
tus cantos de ensoñación
este mi pecho dorado
quiere escuchar tu voz”
-le dijo al oído muy dulce
el príncipe/niño sol.


4
-Yo canto a los rayos dorados
que esparcen su grato fulgor
al tibio sol mañanero
que baña mi loca ilusión;

-Yo canto a la lluvia dorada
cuando la besan los rayos del sol
y canto a la primavera
primicias multicolor;

-Yo canto al sol que da vida
que brilla en el cielo azul
el astro sol niño dorado
que arde en mi corazón"
-le dijo muy dulce al príncipe
la ninfa luna, llena de amor.

5
Entonces mi ninfa luna plateada
vestida de blanca ilusión
regreso a mirarte de lejos
pues quiero escuchar tu voz”
-le dijo a la ninfa el príncipe
volviendo a ser niño-sol.

6
Regresó la ninfa luna coqueta
a cantarle al niño sol,
un secreto guardaba celosa
en su pecho y su corazón,
sabía que el astro sol niño
no sólo escuchaba su voz,
también la observaba mimoso
el príncipe astro sol.



Miriam Ramos Ramos
Mis Poemas - Miriam Ramos