La  inspiración Divina


1
Pero no descansó Dios el séptimo día.
me contó mi ángel guardián,
esta historia definida:
que cuando completó su obra
y el origen de la vida
al escuchar el trinar de las aves
y toda su armonía;
al deleitar su vista con el paisaje:  
las flores, la fauna, el mar, los ríos,
y ver que aún la noche en su obscuridad
con los astros resplandecía,
mientras el hombre Adán con su mujer Eva,
sobre los verdes prados se dormían;
divagaba y dudaba Dios en su pensar  
si su obra en sí, ya estaba lista;












2
Entonces se reclinó sobre una nube
y mirando el sol, la luna y las estrellas
murmuró palabras y sopló su aliento
y uno de sus ángeles, ¡querubín travieso!
recogió en su copa aquel suspiro
y lo mezcló con mirra, oro e incienso
y en aquel momento nació
la inmortal sustancia etérea:
la inspiración
palabras, estrofas, fragmentos,
ideas, prosas, rimas, versos.










3
Fue precisó entonces que Dios
no descansara el séptimo día,
para que SU inspiración tomara forma
y el poeta al pasearse por su huerto,  
contemplara la belleza creadora
para dedicar, las rimas de estos versos



Miriam Ramos  - 5/25/2001
Welcome
Counter
Mis Poemas - Miriam Ramos