Infinito DIOS

1
Tu aliento era el viento
que acarició mi piel
y tu llovizna inundó mi alma
en aquel bello atardecer.

2
Escuché tu voz entre las ramas
que ágiles danzaban
palabras susurradas  
de inspiración y recogimiento.

3
Infinito y eterno Dios
que obligaste tu presencia
bajo la lluvia y el viento
sin que se apagase el sol.













4
Infinito y eterno Dios
que desde el cielo te asomaste
imponiendo tu grandeza
bajo la simpleza
de un bello atardecer.

5
Infinito y eterno Dios
que descendiste plenamente
enlazándote en la brisa
para dejar con tu llovizna
tu bautizo, espíritu y unción.

6
Infinito y eterno Dios
que ligaste tu presencia
al intacto y perenne misterio
de tu naturaleza y creación.

7
Infinito y eterno Dios
de quien pude escuchar
susurrando en mis oídos
la tarde aquella
-AQUI ESTOY-


©Miriam Ramos
2000
Counter
Mis Poemas - Miriam Ramos