Desde Mí, Hacia Mí



1
Ataviada con sus mejores galas,
en el umbral de luz,
sonriente y entusiasmada,
una mañana de esas,
la ambición hasta mí llegó.
Su voz pronunciaba triunfo,
fama, gloria, profesión
y desbordó en mi mente
el deseo que llaman: superación;
entonces me forjé una meta,
quise atrapar la ambición,
mas al llegar la tarde,
sin medallas, ni pergaminos,
se esfumó.


2
Luego, bajo el sol tibio y
sobre la verde pradera
la esperanza... me visitó;
no escuché su voz, simplemente
con su manto me cubrió,
descansé en su regazo,
mitigué el fracaso y el dolor;
pero al llegar la noche
en mis sueños percibí:
versos, música y clamor;
era el placer y la dicha  
entre rezos y plegarias,
que me otorgó el gozo
de escuchar a Dios.


3
Desperté...
y en el umbral de luz,
percibí una forma;
¿quién era ahora?, era yo…
de frente, como ante un espejo,
mi alma observaba,
mi cuerpo tembló.



Miriam Ramos
Home / About / Banners / Menu / Mapa
Mis Poemas - Miriam Ramos